Aprende cómo hacer velas con este blog. Podrás hacer velas decorativas, velas aromáticas, velas flotantes….

Nadie duda que todo es mejor a la luz de una vela. La magia y la calidez que desprenden estos elementos decorativos es todavía mejor si tenemos la satisfacción de haberlos fabricado nosotros mismos. ¿Quieres saber cómo hacer una vela natural?

Las velas naturales se caracterizan por estar fabricadas con materiales ecológicos, con cera procedente de plantas o animales: cera de soja, de palma, cera de abejas… Con estos materiales evitamos la parafina, que al quemarse desprende algunas pequeñas sustancias no positivas para la salud. ¡Además, las velas naturales tienen mayor duración! No hay razón para no fabricarlas tú mismo. Aquí te dejamos los pasos para que aprendas como hacer una vela natural:

Paso 1. Elegir los materiales– debes escoger qué apariencia quieres darle a tu vela y para ello necesitarás un molde especial como los que encontrarás en Granvelada.com. ¡Tienes mil formas para elegir! Echa un vistazo a las velas flotantes, quedan genial sobre una fuente de agua…

  • Necesitarás también un recipiente especial para fundir la cera, y una fuente de calor como un hornillo o una placa eléctrica.
  • El mundo de los pigmentos es muy amplio. Para hacer una vela natural, puedes utilizar colorantes naturales hidrosolubles, que proceden de plantas como la remolacha o distintas semillas.
  • Si además, queremos aprovechar el poder de las velas para perfumar nuestro hogar, puedes añadir diferentes aceites esenciales naturales que desprenderán su aroma al quemarse.
  • Utilizarás también un trozo de mecha y, para poder desprender mejor la vela del molde, un líquido desmoldante (el de aceite vegetal, te resultará ideal).

Paso 2. Fabricación de una vela natural– El punto de fusión de las ceras naturales es más alto que las de parafina, por eso duran más. Primero hay que derretir la cera natural (prueba la cera de soja, fabricada con sus semillas, es fácil de usar, se limpia muy fácilmente y ¡es ecológica!)

  • Una vez derretida, hay que añadir primero el colorante y remover cuidadosamente.
  • Después, si has decidido darle un toque de fragancia, echa unas gotas de aceite esencial, y vuelve a remover con cuidado.
  • Cuando se haya fundido y homogeneizado toda la cera, es hora de añadirla al molde (previamente rociado con líquido desmoldante).
  • Prepara la mecha sujetándola entre dos lápices y añade la cera con cuidado.
  • Dependiendo del tipo de cera, deberás esperar a desmoldar más o menos tiempo. Para asegurar su consistencia sólida, espera unas cuantas horas.

Paso 3. Añade tu toque personalizado- Semillas, cintas, flores, hojas… Elige entre todas las opciones que nos ofrece la naturaleza para dar ese toque personal a tu vela. Colócalas como más te guste y tendrás un elemento decorativo con gran personalidad. También puedes realizar dibujos sobre su superficie. Con un poco de práctica, podrás convertir tus velas naturales en auténticas esculturas. Mira la técnica del decoupage.

Paso 4. Tips para hacer tus velas-

  • Lo primero es tu seguridad: no olvides los guantes protectores y cubrir la superficie de trabajo para protegerla.
  • Nunca dejes una vela encendida sin vigilancia.
  • Si además, quieres tener una vela anti-mosquitos, añade un poco de citronela o esencia de limón. ¡Alejarás los insectos de tu casa!
  • Para que al encender tu vela no salga demasiado humo, deja la mecha corta. Lo ideal son 0,5 cm.
  • Aprovecha la cera de las velas cuando se acabe la mecha y recíclalas fundiéndolas de nuevo. ¡Más ecológico imposible!

Paso 5. ¡Disfruta de tu vela natural!

Ahora que ya sabes cómo hacer una vela natural, sólo queda encender la mecha y… ¡disfrutar! Recuerda que puedes seguirnos en  facebooktwittergoogle+pinterest y Youtube. ¡Deja tus comentarios y sugerencias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme en Feedly