Aprende cómo hacer velas con este blog. Podrás hacer velas decorativas, velas aromáticas, velas flotantes….
Cómo hacer velas aromáticas

Las velas aromáticas se han puesto de moda en los últimos tiempos. Sin embargo, la aromaterapia es una técnica con muchos años de antigüedad. Hindúes, egipcios, griegos y romanos ya la usaban con cierta asiduidad de forma curativa y medicinal.

La aromaterapia apuesta por el poder del sentido del olfato para estimular las funciones del organismo y así mejorar la salud de las personas o cambiar estados de ánimo.

Los aceites esenciales son la parte fundamental de la aromaterapia. Estos aceites extraídos de flores, raíces y hojas se usan en terapias curativas o para la relajación del cuerpo y el alma.

Aunque también se pueden quemar, el uso más extendido, de estos aceites esenciales, es a través de las velas aromáticas. Al arder la vela se propaga con facilidad el aroma de los aceites creando una atmósfera que relaja los sentidos y da sensación de calma y tranquilidad.

Existe gran variedad de velas aromáticas con olores y colores muy distintos. Cada uno posee unos beneficios concretos para el organismo. No solo son un bonito adorno, además de darnos luz, crean ambientes especiales y con sus aromas produce importantes beneficios para las personas.

Los beneficios de las velas aromáticas según su olor 

  • Canela: es un estimulante natural, afrodisiaco y se utiliza para reducir el estrés y la fatiga. Además, es un gran estimulador mental y ayuda a calmar ciertas dolencias como el reumatismo.
  • Ciprés: ayuda a concentrarse. Es una aroma calmante y refrescante. Un gran regulador de las hormonas femeninas. Purifica, despierta los sentidos y alivia tensiones para ayudarnos a descansar.
  • Lavanda: es uno de los aromas más relajantes, reduce la ansiedad y el estrés y es muy útil para personas en época de exámenes porque despeja la mente. Es bueno para calmar las taquicardias y los mareos.
  • Jazmín: es un buen antidepresivo y sedante que además, elimina los malos olores.
  • Sándalo: también se dice de él que es un gran afrodisiaco. Su fragancia aumenta la concentración y reduce la ansiedad. Es un gran aliado para combatir el dolor de cabeza. Se usa para aliviar la artritis y los problemas respiratorios como bronquitis o asma.
  • Vainilla: es un gran aromatizante, duce y calmante. Su fragancia sensual atrae tanto a hombres como a mujeres por lo que es un aroma propicio para situaciones amorosas o sexuales. Elimina la irritabilidad y la angustia.
  • Limón: mejora la claridad mental y alivia fatigas y depresiones. Asimismo, refresca las estancias y es bueno para reforzar el sistema inmunológico. También, ahuyenta insectos.
  • Eucalipto: es un buen desinfectante de ambientes y favorece la concentración. Es muy beneficioso para personas con problemas respiratorios o depresivos. Ayuda a dormir.
  • Rosa: su aroma dulce purifica y calma. Es símbolo de amor y atrae la felicidad y la armonía. Mitiga las depresiones, insomnio y dolores de cabeza.
  • Naranja: su aroma es sedante, astringente y antiséptica. Se utiliza para elevar la mente y el espíritu. Ayuda a controlar la presión sanguínea y es antiespasmódica.
  • Tomillo: aviva la memoria y la inteligencia. Se recomienda en casos de agotamiento mental o estrés.
  • Cedro: logra una gran conexión entre lo físico y lo espiritual y calma la agresividad. Aviva el ánimo.
  • Manzana: Alivia la migraña, da tranquilidad y serenidad. Reduce las contracturas musculares y disminuye la ansiedad.
  • Pino: energizante y refrescante. Favorece la concentración y gracias a su aroma ligero alivia es estrés, las contracturas, tos y resfriados. Son ideales para usarlas al final de un duro día de trabajo.

Cuándo usar velas aromáticas

Si algo tiene en común cualquier tipo de vela aromática es que todas sirven para relajarse y desconectar. Por eso, para disfrutar de su aroma lo mejor es buscar un buen momento para apagar las luces y encender las velas. Su iluminación tenue favorece la relajación y sus efectos terapéuticos pueden aliviar muchas dolencias.

El momento del día lo pones tú. Por lo general suelen usarse tras el trabajo o situaciones de estrés que requieren de un momento de calma para recargar energías. Ten en cuenta que el olor de la vela dependerá del tamaño de la estancia donde esté colocada, por eso puede ser necesario que haya más de una vela encendía a la vez.

Mucha gente las usa mientras se dan un baño ya que el aroma de las velas junto con los beneficios del agua hacen ideales estos instantes.

La noche es otra de las mejores ocasiones para encender una vela aromática y disfrutar de sus propiedades. Es el momento del día con más silencio, lo que permite que la relajación sea plena.

Cómo se hacen velas aromáticas

Tú mismo puedes comprar los materiales y hacerte tus velas aromáticas caseras. Solo tienes que seguir unos pasos muy sencillos.

Las herramientas que vas a necesitar son:

  • 2 ollas para calentar la parafina (una pequeña y otra más grande)
  • Cuchara para remover
  • Vaso para la vela
  • Palo para sujetar la mecha

Los materiales que necesitas son (pincha en las urls de los productos para ver dónde comprarlos):

Cómo hacer velas aromáticas paso a paso.

  • Paso 1. Coger un trozo de mecha y anudarlo al palo, posando el palo de manera horizontal sobre el vaso sabremos cual es la medida exacta para que la mecha llegue hasta el fondo del vaso.
  • Paso 2. Coloca en la olla la parafina y el colorante y ponla al baño maría para que se derrita.
  • Paso 3. Una vez derretida echa la esencia y remueve con una cuchara.
  • Paso 4. Con la misma cuchara intruduce una pequeña cantidad de la mezcla en el fondo del vaso para que selle la mecha.
  • Paso 5. Llena el vaso con la mezcla líquida y deja enfriar 4 horas.
  • Paso 6. Finalmente, y una vez solidificado, corta la parte de la mecha que está enlazada al palo y ¡ya tendrás tu vela aromática!

Recomendaciones: Para que el aroma dure más, echa unas gotitas de la esencia en la base de la mecha. De esta manera la superficie de la vela se impregnará y a medida que se vaya derritiendo olerá más y más tiempo.

8 pensamientos sobre “Cómo hacer velas aromáticas”
  1. Hola Juan, asegúrate que se disuelve bien la esencia, de lo contrario no desprenderán el aroma. La cera tiene que estar muy caliente cuando le añadas la esencia y remueve bien. Un Saludo

  2. Cuando hacemos velas aromáticas, no logramos hacer que huelan, ponemos 5% de aroma, son velas de soya 70% y parafina 30%, ¿Por que?, nos puedes ayudar, te agradeceriamos mucho tu ayuda.

  3. Hola
    Tenemos el mismo problema que Esther. Por ahora únicamente hemos probado con esencia de Ruda al 10% y Fijador de aroma al 0.5%. La vela huele, pero al prender no se desprende el olor, casi que huele más la cera de soja. Estamos vertiendo la esencia cuando la cera baja a 40º.
    Hemos realizado pruebas con esencia al 15% y 20% y en ambas pruebas arde la propia cera, entendemos que es por la cantidad de esencia. Estamos trabajando con cera de alta fusión.

    Nos gustaría saber si estamos haciendo algo mal, estamos algo bloqueados en el proceso.

  4. Gracias, ya he hecho un pedido de vuestro aceite esencial de canela junto con más material, haber que tal sale ahora.

  5. Hola!
    Estoy aprendiendo a hacer velas naturales de soja y a pesar que hecho una gota de aceite esencial por cada gramo de cera no huelen al tenerla encendida. Estoy haciendo algo mal o hay algún producto natural que pueda hecha para que huelan las velas o usar otra cera pero quiero que sean velas cien por cien naturales. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *